"Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo." Voltaire.
"Cuando la vida te presente razones para llorar,
demuéstrale que tienes mil y una razones para reír."

domingo, 4 de noviembre de 2007

Amistad

Este puente no ha sido de los mejores. Tenía ganas de que llegaran estos días de vacaciones para hacer muchas cosas y al final no he hecho casi nada e incluso me he alegrado de que pasara rápido. Las preocupaciones que acumulaba desde hacía tiempo han aprovechado para salir fuera este puente y me he visto invadida por ellas durante estos días. No han aparecido solas. Se han acompañado de dolores de cabeza y pocas ganas de mover un dedo como para llamar a alguien. Y en el fondo lo que me apetecía era quedar con alguien a tomar algo tranquilamente y dejar que todo saliera. Charlar y no sentirme tan sola en esos momentos. Hay veces que no necesitamos oir soluciones a nuestras preocupaciones; sólo necesitamos oirnos hablar de ellas para encontrar la solución. Fue el domingo cuando quedé con Paca, mi amiga, cuando sentí el alivio que se siente cuando notas que no estás sola, que la gente te escucha, que a la gente le importas. Notas que los amigos están ahí, que te preguntan, se interesan, hacen suyas tus preocupaciones. Y te das cuenta de lo importante que es tener amigos. Pero no sólo porque compartes tú. También porque ellos comparten contigo. No sólo porque te escuchan. También porque ellos quieren que les escuches. Y son esos los momentos que solidifican y dan significado a la amistad. Tengo pocos amigos de verdad pero me alegro de contar con ellos.

2 comentarios:

Manel dijo...

¿Puedo hacer algo? aunque sea lejos y mal. Desde escuchar a leer mails de desahogo. Lo que sea.

También te puedo enviar videos como este:

http://www.youtube.com/watch?v=qsI7phrNOw4

no tiene nada que ver. Pero se me da tan bien el absurdo...

¿Que no te ríes? pues... espera, que con las patatas me ha entrado hambre. Voy a la nevera.

Persélope dijo...

:D
Ya tengo ganas de oír tu ponencia y echarme unas risas.